jueves, 11 de febrero de 2016

La constancia

Durante casi seis años, de marzo de 2008 a febrero de 2014, hice como mínimo treinta minutos de ejercicio todos los días. Vivía en Mexico y Utah durante ese tiempo con viajes a Washington, D.C.; Lima, Perú, Philadelphia, Pennsylvania entre otros. El ejercicio es sumamente importante para mi, pero quizás no lo es para todos. Sin embargo, la constancia debería ser fundamental.

Hay un dicho para los corredores de fondo que la carrera no es para el más rápido, ni el más fuerte, sino para los que perduran. Claro, en una competencia, hay ganadores. Vale la pena respetar eso y celebrar los logros, a veces de nosotros pero también de otros.

Después, es momento de continuar en el camino. La competencia con otros sirve de muchas maneras: para evaluar el progreso, para motivar, para ganar algo. No obstante, la competencia con uno mismo es tal vez la más importante.

No solo se aplica al deporte. En los estudios o el aprendizaje de algo, se puede aplicar. ¿Cómo podemos mejorar nuestra manera de pensar, la habilidad en las matemáticas o las letras, la productividad en el trabajo, etc.? Las metas ayudan, y parece que hay una sin fin de libros sobre las estrategias de formular y alcanzar los objetivos.

El diccionario de la Real Academia Española define “constancia” así: “Firmeza y perseverancia del ánimo y las resoluciones y en los propósitos.” La constancia ayuda mucho con el progreso, y vale la pena cultivarla.

“La tortuga y la liebre” cuenta algo divertido sobre la constancia. No todos los cuentos que tocan la constancia terminan con un resultado parecido, pero sigue siendo importante.

La constancia no debería ser ciega. Hay una dicho que la práctica hace al maestro. Es bonita la frase, y sirve para la motivación y la constancia. ¡Cuidado! Aunque la práctica es fundamental, puede servir para reforzar hábitos no tan buenos, técnicas incorrectas. Si uno está ensayando mal, la práctica sin correcciones puede reforzar algo no tan bueno. Puede hacer de lo incorrecto algo casi permanente y difícil de cambiar.

Por el otro lado, la perfección no debería volverse enemigo de la acción. Si tuviera que equivocarme, preferiría hacerlo con acción que con inacción.

Aprender un idioma puede servir como ejemplo. Como profesor del inglés, he observado algunos estudiantes muy miedosos en el momento de hablar. Temen cometer errores con el acento, la gramática, el estilo, etc. Otros estudiantes hablan sin miedo. Comenten errores, pero aprenden de esos errores.

Es importante parar a veces para la evaluación, para recibir una crítica o una autocrítica. Otra vez, la práctica sin correcciones puede reforzar algo malo. Claro, la inacción no va a ayudar en el progreso. Dicho es, recibir o esperar una evaluación no equivale a la inacción.


Vuelvo al diccionario para enfatizar la importancia de la perseverancia y la firmeza en el camino. Son las bases de algo muy importante: la constancia.





jueves, 28 de enero de 2016

El voto hispano, las elecciones de 2016 y Trump

Con cada elección durante las últimas décadas, se ha crecido el voto hispano. No obstante, la participación de este sector del electorado va por debajo de la participación de otros sectores y la participación. Esto ha ocurrido a pesar de los esfuerzos de algunos candidatos y muchas organizaciones.

El voto hispano no es monolítico; sin embargo, se ha etiquetado como el gigante durmiente, un sector que podría influir mucho en o incluso determinar el resultado de las elecciones a nivel federal, es decir de la presidencia. Según un estudio reciente de CNN en español y el Centro de estudios latinoamericanos, caribeños y latinos de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, algo que impide esta influencia es la baja registración comparativa de los votantes hispanos. Mientras los votantes elegibles no hispanos tienen una registración sobre el 73 por ciento, los votantes elegibles hispanos tienen una registración sobre el 58 por ciento. No se ha variado mucho de 1992 a 2012. El porcentaje más alto de 59.4 ocurrió en 2008 y el porcentaje más bajo de 57.3 ocurrió en 2000. En 2012, 58.7 por ciento de los votantes elegibles hispanos se habían registrado.

Los votantes registrados hispanos votan menos de los votantes registrados no hispanos, pero la diferencia es menor, menos de 9 por ciento comparado con la diferencia de 15 en la registración. Tomando en cuenta la registración y el voto, podemos calcular que menos de 50 por ciento de los votantes elegibles hispanos votan en las elecciones presidenciales. Esto se compara con la participación de 66 por ciento o casi dos tercios de los votantes elegibles no hispanos.

A pesar de la baja participación, el voto hispano es factor importante. A nivel federal, el candidato demócrata Barack Obama ganó aproximadamente 71 por ciento del voto hispano contra el 27 por ciento del candidato republicano Mitt Romney. Eso equivalía a más de 4.5 por ciento de todos los votos, casi el margen ganador del presidente Obama.

En los estados más competitivos, los “estados claves,” el voto hispano es incluso más importante. Colorado, Nevada y Florida cuentan entre esos estados. En Colorado, el candidato Obama ganó 75 por ciento del voto hispano, lo que le daba la ventaja en su victoria. En Nevada, Obama ganó 70 por ciento del voto hispano, un poco menos que su porcentaje a nivel nacional pero suficiente para darle la victoria estatal. En Florida, un estado que muchos cubanos y supuestamente más republicano en sus preferencias, Obama ganó 60 por ciento del voto hispano, una ventaja que le daba la victoria estatal por menos de 1 por ciento, todo esto según estudios del Centro Hispano Pew y reportajes del periódico Washington Post (votos del colegio electoral).

El voto hispano sigue creciendo. También crece la atención que recibe. El puntero del partido republicano Donald Trump ha atacado una parte de la comunidad hispana con generalizaciones y estereotipos. Algunos le defenderían a Trump diciendo que él se refiere sólo a los indocumentados, a los inmigrantes o a una parte nociva de la comunidad hispana.

Sin duda Trump ha influido en la conversación sobre la inmigración y la posibilidad de efectuar reformas en el sistema. Los candidatos del partido republicano se han vuelto más estrictos en sus conceptos sobre una reforma migratoria y sus medidas. Algunos candidatos republicanos que apoyaron reformas en el pasado han modificado sus posturas.

En cambio, los demócratas Hillary Clinton, Bernie Sanders y Martin O’Malley han abogado a favor de una reforma migratoria integral y a favor de medidas temporales que aliviarían las ansiedades de los indocumentados y sus familias.


A fin de cuentas, el factor Trump podría animar a más hispanos y asiáticos buscar la ciudadanía que les permitiría votar en las elecciones de 2016. Tal vez, se registrarán a niveles más altos. Sin duda Trump ha despertado a mucha gente a favor o en contra de su candidatura. Por las encuestas, los hispanos tienen una resistencia enorme a este billonario que de momento lleva una ventaja grande dentro del partido republicano. Está por ver los resultados en las primarias. Si Trump sale como el abanderado del partido republicano, el gigante durmiente podría ponerse de pie para pararle.


miércoles, 6 de enero de 2016

Inmigración: Unos consejos básicos

He recibido muchos comentarios sobre los operativos recientes de inmigración y los rumores. Es muy triste la acción del gobierno en base a un sistema roto y leyes desfasadas. Es importante señalar que hay jurisprudencia en contra de los operativos arbitrarios y las detenciones sin fundamentos. También es hora para un repaso de los consejos básicos.

Los consejos de siempre son:
1.  Vivir conforme con las leyes
2.  Evitar problemas con la policía
3.  Respetar la policía.  La gran mayoría de las policías son honestos y respetuosos.  Si ocurre un abuso de autoridad, es importante reportarlo.  Sin embargo, resulta mejor mantener la calma durante el incidente para después poder contarlo a las organizaciones que abogan por los derechos humanos.  Casi nunca conviene entrar en una discusión durante el incidente.
4.  Tener listos los documentos del coche.  Todos tenemos el derecho de guardar silencio.  Cuando uno conduce un carro, tiene que tener una licencia o el privilegio de conducir, una póliza de seguro y la registración del carro.  Conviene tener estos documentos listos por si acaso un policía le para por una infracción de transito.  Estos son los únicos documentos que el conductor debe presentar al policía.  El estatus migratorio no tiene nada que ver con una infracción de tránsito.  Si el policía hace una pregunta o referencia a inmigración, el conductor debería guardar silencio y no contestar.
5.  Conocer los derechos.  Todas las personas en Estados Unidos tenemos el derecho de guardar silencio.  Es Derecho Constitucional.  El sistema de derecho aquí es un sistema de adversarios y siempre existe, incluso para los indocumentados, la presunción de inocencia.  Antes de renunciar esa presunción de inocencia, es muy recomendable hablar con un abogado.  A veces la gente pregunta si guardar silencio equivale a mentir.  No en absoluto: guardar silencio es una manera de preservar los derechos en el sistema legal.  En cambio, mentir puede perjudicar esos mismos derechos.  Nadie debería mentir, pero guardar silencio sí.
6.  No usar ni portar documentos falsos.

7.  Saber que la policía (con pocas excepciones) no puede entrar a una casa o apartamento sin contar con una orden de cateo firmado por un juez.  Si la policía cuenta con esa orden, se puede pasar la orden por debajo de la puerta para que la persona dentro pueda revisarlo.  Para su validez, la orden, entre otros detalles, tiene que llevar la dirección de la casa.  Pero repitiendo, la persona en la casa tiene el derecho de mantener la puerta cerrada hasta ver una orden válida de cateo.  Es Derecho Constitucional.


jueves, 3 de diciembre de 2015

La Corte Suprema y la acción migratoria

El 20 de noviembre de 2014, el presidente Obama anunció una acción migratoria. A mediados de febrero de 2015, habría expandido la acción diferida para los llegados en la infancia (“DACA” por sus siglas en inglés). En mayo de 2015, habría dado una oportunidad a millones de padres indocumentados de niños nacidos en Estados Unidos.

Los republicanos, incluso el gobernador Gary Herbert y el fiscal general de Utah Sean Reyes, se juntaron con Texas y otros estados para entablar una demanda en contra de los inmigrantes, en contra de la iniciativa del presidente Obama.

En febrero de 2015, el juez federal Andrew Hanen decidió imponer una medida cautelar para evitar la implementación de la acción migratoria de Obama. La administración de Obama apeló esa decisión al Quinto Circuito.

En noviembre, el Quinto Circuito decidió respaldar al juez Hanen en contra de la acción migratoria del presidente Obama. Ahora toca la apelación a la Corte Suprema, donde los expertos esperan una victoria para Obama, una victoria para los inmigrantes.

La administración de Obama ya ha empezado el proceso. Dentro de unos meses, el caso llegará a la Corte Suprema, donde muchos comentaristas, yo incluido, anticipan un resultado favorable.

Los opositores presentaron una petición para alargar el plazo. La Corte Suprema ya ha rechazado una demora poco razonable. Es una señal favorable para los que buscan desbloquear la acción migratoria.

La Corte Suprema podría desbloquear la acción migratoria para millones de personas y sus familias. Esto ocurriría en primavera o verano del año 2016, algo tardío, pero bienvenido y merecido.

Mientras, es muy importante para los que calificaría evitar problemas con las leyes, organizar los documentos y pruebas para poder demostrar cumplimiento con los criterios en su momento, y ahorrar dinero para poder solventar los gastos de los procesos. Es aconsejable siempre ahorrar dinero en cuenta propia.

El camino ha sido largo; sin embargo, sigue. Nadie debería tirar la toalla a pesar de las dificultades.

Otra señal favorable para una reforma migratoria en un plazo de un año y medio o dos años es la iniciativa de Mark Zuckerberg, el jefe de facebook, de invertir dinero en fwd.us para seguir abogar a favor de una política migratoria razonable.

A pesar de tantos rodeos durante los últimos años—décadas, para escribir la verdad—estamos llegando al fin: si la políticos no cambian su actitud, los cambios demográficos aseguran su reemplazo. Es cuestión de lógica y de tiempo, no tanto como algunos temen o imaginan.



martes, 24 de noviembre de 2015

No cometas un DUI

Hemos pasado tristezas con el último operativo de inmigración: es difícil observar a gente casi intachable pasar por experiencias duras a causa de un error, o errores pequeños pero múltiples, en el pasado.

El delito de conducir bajo la influencia de alcohol o droga (“DUI”) cuenta en general como un delito menor de clase B en el sistema penal de Utah. En el sistema migratorio cuenta como un delito menor significativo. Eso conlleva consecuencias serias, no importa la antigüedad del antecedente. Puede ser muy grave para los indocumentados y sus familias.

Comunicar sin rodeos a veces significa usar pocas palabras.

Si has cometido un DUI en el pasado, guarda bien el cumplimiento con la condena, cualquier prueba de rehabilitación: certificados de una clase, documentos donde consta haber hecho bien todas las pruebas, la evidencia de servicio comunitario, etc.

Si tienes que enfrentar un cargo de DUI, guarda todos los derechos y ten mucho cuidado con el proceso para que no te perjudique demasiado en el sistema penal y si te toque en el sistema migratorio.

Sin rodeos, no cometas un DUI.

No vale la pena ni para ti, ni para las otras personas en las carreteras, ni para las familias.


No hay más palabras, solo tristezas…

jueves, 29 de octubre de 2015

El operativo triste de inmigración

Una semana antes de Halloween, los agentes de inmigración llevaron a cabo un operativo para detener a miles de inmigrantes con antecedente penales y migratorios.  Lo hicieron de acuerdo con las prioridades para la deportación, pero a la vez, lo hicieron de manera inconforme con la justicia en el sentido humanitario de la palabra. El operativo ha afectado cientos de familias de Utah.

Las prioridades para la deportación supuestamente se enfocan en los inmigrantes que presentan amenazas serias en la sociedad, los que tienen felonías o algo parecido en sus historiales; los que tienen tres o más delitos menores o un delito menor significativo; y los que han tenido problemas con inmigración desde el primero de enero de 2014, con frecuencia los que han entrado a Estados Unidos hace poco tiempo.

El problema es que los antecedentes no son iguales. Varios de las decenas de detenidos en Utah cayeron por haber cometido hace tiempo un DUI, conducir bajo la influencia de alcohol o drogas. El delito DUI es serio, y no quieren ignorar el daño que causa o puede causar en la sociedad. Sin embargo, un DUI cometido hace diez años o más es muy diferente a un DUI cometido hace poco. Un DUI podría significar una estupidez pasajera o un problema crónico. Podría ocurrir con una persona justo por encima del límite de alcohol en la sangre o con una persona sumamente borracha.

Entiendo las prioridades para la deportación, pero no entiendo la política de mano dura. En general, los agentes de inmigración detuvieron a las personas sin darles la posibilidad de una fianza. En algunos casos, se puede entender eso, pero en otros cuando estaban sacando el padre o la madre de una familia, no se entiende tanto. Hace falta más equilibrio en el proceso, más discreción que permite el trato humanitario.

Los detenidos tendrán la oportunidad de pedir una fianza de un juez de inmigración; no obstante, eso tarda y cuesta no solo dinero sino también la solidaridad de las familias, de la sociedad. No es justo.

En muy pocos casos es necesario ir a las casas para separar a las familias. Los inmigrantes con antecedentes antiguos o menos serios deberían tener la oportunidad de gozar de la libertad durante sus procesos y de presentar sus argumentos en contra de la deportación.

El problema con la inmigración tiene que ver con leyes excesivamente rígidas y sistemas que no permiten la discreción de los jueces y a veces de los agentes. Es importante ser flexible cuando la situación lo exige. Es malgastar dinero siempre actuar de mano dura.

Un consejo que funcionó para algunos: con algunas excepciones, no hay que abrir la puerta ni a la policía ni a los agentes de inmigración a no ser que tengan una orden de cateo firmado por un juez y con la dirección correcta de la casa/domicilio. Con algunas excepciones, una orden de arresto no sirve para poder entrar a una casa.

Un truco que los agentes usan a veces es la mentira. Dicen que están buscando un “José Alvarez” para poder ganar la entrada a la casa. Después de entrar, dicen el nombre verdadero de la persona que buscan. Es una táctica triste, pero tristemente funciona en demasiados casos.


Lo principal es evitar los problemas, pero a veces los problemas nos buscan a nosotros. Más vale prevenir que lamentar.



miércoles, 2 de septiembre de 2015

Trump: Síntoma de un partido disfuncional

Donald Trump es el puntero en la contienda republicana para la Casa Blanca. Muchos republicanos critican a Trump y dicen que él no representa bien el partido. Temen la retórica de Trump que roza la xenofobia y va contra los inmigrantes. Estos republicanos lamentan la brecha en el voto latino (71% a favor de los demócratas) y el voto asiático (73% a favor de los demócratas).

La demografía favorece a los demócratas en las elecciones presidenciales de 2016: el voto latino y el voto asiático son dos partes del electorado en ascenso y muchos dicen que el voto latino es imprescindible para un candidato—por extensión, un partido—que quiere ganar. A pesar de las quejas de algunos republicanos, los candidatos republicanos están cediendo a Trump, radicalizando sus posturas con respecto a la inmigración o abandonando la idea de una conversación abierta sobre lo que hacer.

Siguiendo el ejemplo de Trump y extendiendo el ejemplo de Mitt Romney, los republicanos están mandando el mensaje que los inmigrantes y sus familias no están bienvenidas en Estados Unidos. Los republicanos buscan la supervivencia y dicen que solo están en contra de la inmigración ilegal, pero sus acciones indican otra actitud. Lo que importa es demostrarse firmes, no importan las consecuencias para las familias y las comunidades, ni de aquí ni de allí.

Donald Trump habla sobre deportar a los inmigrantes indocumentados, incluso los DREAMers, los estudiantes que tienen DACA o la acción diferida para los llegados en la infancia. Otros candidatos, incluso dos hispanos en el partido republicano, o siguen el ejemplo de Trump o guardan silencio. El silencio al liderazgo irresponsable no es signo positivo para nadie.

En 2012, Mitt Romney recomendaba la política de autodeportación. Decía que habría vetado el DREAM Act, que habría cancelado DACA. Casi todos los republicanos guardaron silencio al respecto. Para darles a algunos el beneficio de la duda, quizás algunos soñaron con la idea de apoyar una reforma responsable en el futuro. Pero, el pasado, hecho, ya consta.

Hay un paso de la autodeportación a la postura de Trump y la cobardía de los otros republicanos, pero no es ni un paso tan grande ni un paso imprevisible. Lamentable para muchos, incluso algunos republicanos, la verdad es que los republicanos han hecho un lío de su propio partido. Su política se basa en los ataques a Obama (Romney en 2012, los congresistas durantes los últimos años, y Trump en 2015, 2016?) y la resistencia a la diversidad. Falta sustancia.


No creo que Trump sea un candidato serio a la presidencia, pero en un partido disfuncional, podría salir como el abanderado en las elecciones. El resultado será otra derrota, un resultado correcto para un partido que huye de los valores.
Blog Information Profile for alvarezkjarsgaard